La verdadera leyenda de la llorona

La leyenda de la llorona escrita yahoo dating

La verdadera leyenda de la llorona - Las cosas que nunca existieron

Por lo general se la oye llorar en tiempos de Semana Santa. Se cuentan muchas versiones de su historia. Cuando los guardianes o los vecinos van al lugar donde se escuchan los ruidos y lamentos no se encuentra a nadie. Le mataron a su hijo frente a ella, y luego la mataron a ella. Hay quienes dicen haberla visto vagando buscando desesperada, con un profundo grito de dolor y lamento que clama por sus hijos.

Su caminar era constanteCuenta la leyenda que la

Su rostro es una calavera aterradora, y en las cuencas de sus ojos giran dos bolas incandescentes. Resalta la arquitectura de sus parroquias y otros edificios exquisitos. La Sayona es otro personaje similar, pero este solamente se les aparece a los hombres parranderos, que gustan de andar de fiesta en fiesta. Existen dos versiones conocidas.

Posteriormente hizo lo mismo con sus otros dos hijos. Cuenta la leyenda que la Llorona es el alma en pena de una mujer muy joven que tuvo amores con un soldado. Su caminar era constante pero muy lento.

Como toda leyenda, los detalles cambian de pueblo en pueblo y de persona en persona. Para ocultar las huellas, los delincuentes arrojaron los dos cuerpos a la laguna del parque. Al inducir a los hombres a abrazarla, los vuelve locos y los mata. Chile Las diferentes leyendas chilenas sobre la Llorona van desde algunas versiones muy semejantes a la mexicana hasta otras muy particulares del folclor chileno.

Se la describe como una mujer alta y estilizada vestida de blanco, a quien no es posible verle la cara y, en algunas ocasiones, tampoco los pies, de modo que parece que flota en el aire. La diosa zapoteca Xonaxi Queculla, en tanto, es una deidad de la muerte, del inframundo y de la lujuria que aparece en algunas representaciones con los brazos descarnados. Los ancianos cuentan a menudo su historia. Esta desgarradora leyenda basada aparentemente en hechos reales, nos deja ver el dolor sufrido por una madre al perder a sus hijos.

Posteriormente hizo lo